jueves, 29 de marzo de 2007

ASESINATO A LA CARTA


Esta es la horripilante imagen que me encuentro cada día en la cocina al llegar a casa. A la gente generalmente le parece una imagen cotidiana y bastante agradable, advierte que comerán jugoso pollo. Pero ¡Esto es un animal descuartizado! A mí desde luego se me revuelve el estómago... Y ni mi propia familia es capaz de aceptar que esto me afecte... Pero es normal... De todos modos hoy me he enterado de que desciendo de una familia de matarifes ¬¬ y una de las hermanas de mi padre ahora trabaja en un matadero. A saber que cruentas escenas tiene que ver cada día con total naturalidad... ¿¡Es que acaso somos de piedra?!
Pero dentro de un año y medio me entregarán las llaves de mi propia casa y no tendré que soportar las macabras imágenes de una docena de animales descuartizados en mi nevera, pues esta estará exenta de sufrimiento, como deberían estarlas todas.

1 comentario:

jose dijo...

La verdad es que vivir con comeanimales desmoraliza a cualquiera, abrir la nevera y encontrar cadáveres o productos directos de su explotación en cada armario, los olores, los comentarios... ay qué a gusto estaréis en vuestra nueva casita!