martes, 20 de febrero de 2007

CONCENTRACIÓN CONTRA LOS CIRCOS CON ANIMALES

Últimamente he estado un poco aletargada con el blog, hay una buena excusa, ¡¡No nos vallamos a creer que lo dejé al mes de crearlo!! únicamente que mi vida es un poco estresada en estos últimos días, pero ya pronto volverá a la tranquilidad y podré dedicarme más a él.

Este mes ha sido la campaña en contra de los circos que utilizan animales. Vamos todos los fines de semana al Circo Mundial, en Ventas (Madrid) Allí cada día gritamos por los animales que se encuentran explotados para el disfrute de algunos. Repartimos información de todo lo que ocurre tras las sonrisas de los payasos y las carpas de colores. La gente aún así pasa de nosotros y entran como si nada, como si no fuera con ellos, como si ellos no tuvieran la culpa de que todo esto pase. Algunos bajan la cabeza y evitan oír la realidad y otros se burlan de nosotros. Incluso un niño dijo que a él si le hacían gracia los animales encerrados y malviviendo, sencillamente increíble... La verdad que es algo que cada día te hunde más y más. Pero de vez en cuando alguna familia llega a levantar la vista de su ombligo y se da cuenta que aquello no está bien y se marcha, algunos días sucede bastante a menudo. Esto te da fuerzas para continuar, porque por poco que hagas significa mucho para los animales. Porque poco a poco se consiguen las cosas. No pretendemos que toda la gente abra los ojos a la vez y menos en un país donde el movimiento animalista acaba de resurgir hace muy pocos años y la desinformación es tremenda. Todo es cuestión de paciencia y por ello tenemos que dar todo lo que podamos por ellos. Porque nos necesitan. Además el contraataque con el que responde el circo, significa que nuestra acción no es en vano. Al principio solo ponían la música tremendamente alta, para que no se nos escuchase y a la gente no le llegase el mensaje y este ultimo domingo comenzaron a repartir panfletos de lo felices que son los animales en el circo... Que irónico... Bueno, tengo que dedicar unos minutos a explicar su panfletito, que es de chiste totalmente. Primero hablemos de las fotos... En un letrero grande pone "La felicidad de los animales en el circo" y para demostrarlo aparecen imágenes de la cuadras, que parece más el corredor de la muerte, que los mundos de Yupi, como pretenden hacernos creer. Los caballos aparecen entre rejas, en jaulas en las que no pueden dar ni un paso al frente. Un pony con dos niñas de 8 años muy sonrientes, a esto el pony esta con la cabeza gacha y se ve que le están sujetando con una cuerda intentando que la levante. Muy feliz parece... Camellos y elefantes dando vueltas en un terreno limitado y cuatro tigres encerrados en una jaula bastante pequeña y con altas rejas. Vamos, que parecen las imágenes que utilizamos para nuestros carteles. La vida ideal de un animal encerrado, ¡Uy! yo no se por qué nos quejamos, si deben estar la mar de felices... Pero lo más impresionante es el texto, que te da a entender que los elefantes fueron elegidos en un casting de Operación Triunfo y eso ha sido el cenit de su carrera. Que tienen vocación artística. Y que los animales entienden cual es su papel en el circo y se levantan con muchas ganas de ensayar. Claro, y cuando se hacen viejos le llevan a una residencia de animales pensionistas, junto a Sara Montiel y Miliqui. Pero lo más gracioso de todo es que ESTUDIOS corroboran que estos animales llegan a su máxima felicidad en los circos, incluso más que en libertad. ¡Madre mía! ¡Por favor, vamos a manifestarnos por jaulas y domadores en las selvas! que hacen esos animales siendo tan maltratados en su libertad, sin poder los tigres ir en motocicleta y los elefantes sin tutú. ¡Venga ya! Si la gente se cree esto es que se lo quiere creer por mantener su conciencia limpia, porque el egoísmo no es sinónimo de estupidez. Porque un animal, no es feliz recibiendo duros golpes y latigazos, gritos e insultos, para que baile a dos patas o se suba a una motocicleta. Aunque luego ante las cámaras aparezca como su domador le da 50 kilos de fruta y ante el público les sonría tras haber hecho la función. Porque un animal no es feliz cuando a penas puede andar y correr, porque su vida está limitada por cuatro paredes enrejadas. Aunque nos mientan diciendo que ha sufrido una gran adaptación y son muy felices encerrados. Porque esos animales no han conocido la libertad, son separados de su familia, obligados a hacer trucos estúpidos y cuando ya no sirven son vendidos por sus valiosas pieles, colmillos y uñas... Y por todo esto, no nos vamos a rendir y como fin de esta intensa campaña terminaremos con una concentración, el próximo domingo 25 de Febrero. Espero veros a todos allí.

1 comentario:

Sharon dijo...

Como me ha gustado este texto Laura! (y a Caro también que me ha dicho hoy que lo leyera)
Me he reido mucho con lo de los folletos (aunque en realidad es tristísimo), la verdad que es increible..aunque dificilmente alguien con un mínimo de cabeza puedo tomarse eso en serio.
Bueno pues nos vemos prontito (en nada ;-D)
Besos!